Sobre los nuevos formatos de posts de WordPress

WordPress sigue avanzando y agregando funcionalidad. Una de las últimas cosas que fueron agregadas a WordPress fueron los formatos de posts. Un tema que prometía y dio mucho de qué hablar. Sin embargo, cada quien tenía sus propias expectativas al respecto y hubo quienes quedaron disconforme y quienes también quedaron disconformes pero por razones completamente distintas (y aquellos que nos pareció fantástico). Tanto revuelo se armó que uno de los desarrolladores de WordPress publicó el artículo que traduzco a continuación, una explicación de qué son realmente los formatos de posts y porqué son lo que son.

Notas

  • Artículo original: On Standardized Post Formats
  • Autor original: Andrew Nacin
  • No traduzco la palabra theme, estoy demasiado acostumbrado a usarla así como está
  • Todos los links dentro de la traducción llevan a artículos en inglés

Continue reading

Problemas con themes de WordPress

Antes de poder crear un theme creo que es importante saber cuáles son las cosas molestas de los themes para poder evitarlas. Eso no sólo resultará en un mejor theme, sino también en más satisfacción de quienes lo usen (nosotros incluídos).

La siguiente lista está basada en las cosas que más me molestaron de algunos (léase la mayoría) themes y – por lo tanto – yo recomiendo tenerlos en cuenta siempre
Continue reading

Desarrollo de un tema para WP

Los que estamos desde hace años desarrollando para la web y trabajando con WordPress sabemos lo difícil que es conseguir un theme que se vea lindo, que tenga todo lo que queremos y que sea fácil de retocar para hacer cosas más locas. Es por eso que, por lo general, terminamos haciendo uno propio.

Sin embargo, hay demasiadas cosas que pesan:

  • Desarrollar toma tiempo
  • Diseñar toma mucho más tiempo
  • Pensar un nuevo diseño es muchísimo más complicado
  • Lo quiero ya
  • Para esto no queremos nuestro blog

Sin embargo, desarrollar nuestro propio theme tiene demasiadas ventajas así que lo ponemos en nuestro to-do list… y lo postergamos ad eternum. Hasta que encontramos ese rincón del theme que más nos molesta y – en un fin de semana – hackeamos un theme como nosotros queremos. Y somos felices.

Al menos por un tiempo. Hasta que WP actualiza y las cosas dejan de andar; o cuando se lo damos a alguien más para que lo use; o lo publicamos y la gente quiere usarlo y nos llegan quejas y/o preguntas sobre el mismo. Y resulta que tiene los mismos problemas que los demás, sólo que a nosotros no nos molestan o no nos dimos cuenta.

Por todo eso es mi idea escribir un par de posts que sirvan de machete para armar themes de WordPress. No para que sean fantásticos ni únicos, sino para que sean útiles y durables. Para que no se rompan en cada actualización o el día que queramos cambiar algo.

Monetizando diseños de WordPress

Para la gente que se dedica al diseño – o que puede diseñar algo que sea decente (de cualquier forma, yo no) – Tung Do, de WPDesigner, muestra una forma distinta de hacer plata haciendo diseños de WordPress.

Hoy inauguró su Themes Club. Básicamente es una suscripción anual de 5 U$D a cambio de un mínimo de 12 diseños de themes de WordPress. Dice ser un mínimo porque promete hacer un theme por mes o más. Y, por el precio, parecería ser un excelente negocio. Revisando otros themes que ha realizado creo que son de una excelente calidad. No sólo eso, sino que también tiene una variedad impresionante; no es que le cambia dos líneas al mismo tema una y otra vez.

Sin embargo siempre hay un pero. En este caso, Las condiciones de uso se pueden resumir en: podés hacer lo que quieras con el theme menos redistribuirlo (en su forma original o modificada) o decir que vos lo hiciste. Sin embargo, y por aclaración específica de Tung, dichas condiciones implican que sólo aquellos que son miembros del club tengan acceso a los archivos del theme. Esto quiere decir que si utilizamos alguno de los themes para un cliente no podríamos utilizarlos a menos que el hosting también esté a cargo nuestro. No estoy del todo convencido de que esta restricción haga valer la oferta ni que sea algo sencillo de hacer cumplir. (ver update)

De todas formas, para aquellos para quien ésto último no sea un problema, creo que es una excelente oferta. Ya sea porque ofrecemos servicios sobre WordPress y tener un conjunto de themes bien armados es una herramienta muy útil. O, conociendo algunos de los themes que nos guste en particular, lo tendremos sólo por 5 U$D con la posibilidad de obtener otros 11 (al menos) para cambiarlo a futuro.

Update: Por aclaración de Tung (en los comentarios) mi interpretación de los hechos era errónea. Las condiciones de uso se pueden resumir en: podés hacer lo que quieras con el theme menos redistribuirlo (en su forma original o modificada) o decir que vos lo hiciste. Y ya está. Ahora sí me parece una oferta demasiado buena para ser verdad… no sería raro que vean uno de sus diseños por acá :P

Me pregunto si algo como eso se podría hacer por estos pagos. A lo mejor quienes hacen diseños podrían decirnos.

Desinstalando plugins en WordPress

Una de las principales ventajas de WordPress es la gran cantidad de plugins disponibles. Hay para todas las necesidades y caprichos, de todos los colores y formas que uno se pueda imaginar… y si no existe, no es complicado crear uno. Instalarlos también es extremadamente sencillo: copiar los archivos y luego dos clicks desde la interfaz de administración. ¿Pero qué pasa cuando no los queremos más?

Desde la interfaz de administración se pueden desactivar y activar los plugins disponibles en nuestra instalación. Para “desinstalarlos” hay que borrar los archivos que se copiaron. Sin embargo, la mayoría de los scripts hacen modificaciones a la base de datos sobre la que funciona WordPress al activarlos por primera vez.

Jeff nos hace notar, sin embargo, que al desactivar un plugin no se deshacen esos cambios, simplemente se dejan de utilizar; de la misma forma cuando uno borra los archivos. Y uno termina con una base de datos con un montón de información que no utiliza y pero que abulta y ocupa espacio y posiblemente multiplica las chances de que las actualizaciones causen problemas.

Por suerte, en respuesta a la discusión iniciada por Jeff, Andrew Rickman creó un plugin que agrega una opción para desinstalar plugins. Éste se encarga de llamar al script de desinstalación de un plugin si éste existe. Obviamente, el plugin tiene que tener un script de desinstalación en primer lugar.

Lamentablemente, el plugin de Andrew no es muy “limpio” que digamos. Y siendo ésto una funcionalidad referida a la administración de plugins es algo que debería de estar en WordPress mismo y no ser un plugin. Por eso, ya se abrió un pedido al respecto a los desarrolladores de WordPress y fue algo tan obvio que ni se discutió si era necesario o no, sólo se está discutiendo cómo implementarlo.

Por ahora la idea es la siguiente (traducida a lenguaje lo menos técnico posible):

  • Al instalar el plugin, éste hace lo que tenga que hacer
  • Entre las cosas que “tiene que hacer” al instalarse, define el código necesario para desinstalarse
  • Si el plugin no está activo, la interfaz de administración mostrará un link para desinstalarlo
  • Al hacer click en dicho link, se ejecuta el código necesario
  • Si el código no falló, se elimina el código para desinstalar el plugin (y con él el link para desinstalarlo)

Yo creo que es una excelente idea pero tiene una gran desventaja: hay que modificar todos los plugins existentes. Obviamente esta última desventaja no creo que se pueda salvar; pero si la iniciativa prospera va a haber que tener cuidado al instalar plugins o simplemente vamos a tener que conformarnos con la situación actual.

Viendo que nadie se quejó antes ¿estamos agrandando un problema menor? Mucha gente ahora vive sin tener que preocuparse por si los plugins se desinstalan bien o mal y es felíz. Escucho opiniones; además si creen que existe una mejor forma de hacer todo eso, me ofrezco a traducirlas al inglés y agregarlas al pedido oficial.

No habrá WordPress 2.4

Vía Blogging Pro me entero que no va a haber WordPress 2.4. Pero no es motivo de alarma tampoco, sino que directamente saldrá la versión 2.5.

Matt envió un mail a la lista de discusión de desarrolladores informando al respecto (que traduzco más adelante). La noticia fue bien recibida, no sólo para garantizar la “calidad del producto” sino también por la reciente actualización de seguridad de WordPress. Actualizar cada 10 días se vuelve tedioso :P

Algo importante que destacar es que muchas nuevas funcionalidades o errores a corregir que habían sido pospuestos para la versión 2.5 podrían o no entrar en este nuevo plan de acción. Aparentemente, todo dependería de cómo se den las cosas. Y, si bien el mail dice que saldría a principios de Marzo, el Trac de WordPress (sistema de seguimiento del desarrollo) indica que la versión 2.5 está planeada para el 28 de Marzo

Traducción del mail

A la luz de los grandes cambios que le están sucediendo al código y a la sección de administración, vamos a retrasar la próxima versión hasta principios de Marzo.

Es el tiempo esperado para cuando debería de salir 2.5, así que estamos tratando la versión 2.4 – originalmente planeada para Diciembre – como una versión que se nos escapó como resultado de las vacaciones y los grandes cambios que no pudimos comenzar hasta fines de Octubre.

Hay cosas buenas en el horno, y no queremos apurarlas.

La nueva versión será llamada 2.5. Documentos oficiales varios y los detalles de planes futuros serán actualizados correspondientemente